domingo, 20 de marzo de 2016

Yemen y la situación estratégica en el Golfo Pérsico.

Programa que realicé para Radio Esperantia el día 18 de marzo en el que hago una actualización de los profundos cambios que han sucedido estas dos semanas en la guerra de Yemen y su relación con el conflicto regional entre Arabia Saudí e Irán, así como un repaso del tema de los misiles balísticos iraníes y como afecta ello a las monarquías sunitas del golfo.


Repaso de la situación estratégica en Extremo Oriente y China.

Programa que hice para Radio Esperantia (el 11 de marzo) en el que analizo la situación estratégica en Extremo Oriente tomando como hilo conductor el tema de los atolones e islas que está reforzando China en el mar del sur de China (disculpen la mala calidad del sonido).

viernes, 19 de febrero de 2016

Programa de radio de Geopolítica.

Aquí podréis ver mi intervención en el programa sobre geopolítica y actualidad política internacional de radioesperantia.


viernes, 27 de noviembre de 2015

Rusia consigue empezar a dividir a los rebeldes en Siria.

Ayer se iniciaron una serie de acontecimientos en la guerra civil siria (en el Norte de Aleppo) de una gran importancia estratégica y que han pasado desapercibidos a los medios de comunicación no especializados y a muchos de los especializados: Rusia ha conseguido dividir a los rebeldes y hacerlos luchar unos contra otros.

Mientras los medios de comunicación se han estado centrando en la relativa espectacularidad de los bombardeos rusos a unos convoyes turcos en el Norte de Aleppo, han pasado por alto la estrategia que había detrás de esos bombardeos y que ha representado un vuelco que de perpetuarse en el tiempo, significaría un gran cambio en la situación estratégica en la guerra y en el sistema de alianzas y bandos constituidos. Hasta ahora, el Ejército Libre Sirio (el FSA) había estado combatiendo al lado de los yihadistas, considerados por algunos como "moderados", de Al Nusra y Ahrar al-Sham, para tratar de derrocar a Assad, que era el enemigo común.

Pues bien, ayer jueves la aviación rusa lanzó docenas de ataques aéreos en el Norte de Aleppo (la zona donde transitaban los convoyes turcos), a posiciones de Al Nusra y de Ahrar al Sham. Acto seguido un poderoso grupo del FSA, Jaish al-Thuwar (quizás la facción más fuerte del FSA, ahora además integrante de las SDF que promueven los Estados Unidos), en conjunción con los kurdos del YPG, comenzaron a atacar a Nusra y Sham, tomando algunas localidades. Hoy viernes han seguido los combates y la progresión en dirección a Aleppo por parte del YPG y la facción mencionada del FSA, con la clara intención de cortar la línea de suministros que va de la frontera turca hacia a Aleppo (ver el círculo rojo en el mapa).


Mapa de octubre de este año de Peto Lucem para tener una perspectiva más amplia.


Las rutas que van de Turquía hasta Aleppo están siendo bombardeadas por la aviación rusa, destruyendo los convoyes que se han visto arder por las redes sociales, algo que forma parte del plan de ahogar logísticamente a los rebeldes en Aleppo que resisten a rusos, sirios progubernamentales, iraníes, etc, ya que se sospecha que en esos convoyes se transportan armas.

Para colmo, para Turquía no ha hecho más que empeorar la situación desde que derribó el avión ruso (tal como expliqué en mi entrada anterior). Rusia ha desplegado baterías de misiles antiaéreos S-400 y va a enviar una docena extra de cazas, por lo que las operaciones de bombardeo que estaba realizando Turquía en Siria contra los kurdos del YPG son impracticables, motivo por el cual ha suspendidos sus vuelos sobre Siria. Es decir, en el Norte de Aleppo la situación ha dado un giro de 180 grados en contra de Turquía: de poder enviar suministros tranquilamente a Aleppo y bombardear a los kurdos cuando le venía en gana, ha pasado a que sus convoyes son bombardeados a placer, que Rusia bombardee directamente a los grupos proxy de Turquía para que el terreno lo tomen grupos que ahora operan junto a los rusos, al mismo que tiempo que la aviación turca queda con el espacio aéreo vedado en Siria.

Hasta ahora, los rebeldes estaban haciendo frente a las fuerzas progubernamentales solamente en el Suroeste de Aleppo, perdiendo territorio constantemente, abandonando incluso Hader y Tel Eis. Que ahora los rusos junto a kurdos y facciones del FSA abran en el Norte de la ciudad un segundo frente es un hecho tan dramático, que probablemente desestabilizará todo el despliegue rebelde. Lo que está ocurriendo en el Norte, de perpetuarse en el tiempo, significaría un cambio muy importante en el sistema de alianzas dentro de la pléyade rebelde a unas semanas de la reunión en Arabia Saudí, en la que va a decidirse los grupos y líderes que asistirán las reuniones internacionales de enero y que establecerán las condiciones para la transición siria.

Con estos cambios en los alineamientos en las filas rebeldes, así como con la aproximación de Occidente a las tesis rusas de hacer la vista con Assad y concentrar esfuerzos contra el Califato, las cosas están sucediendo tal y como explicaba con la Opción C en lo que escribí sobre la Revolución Diplomática que podría estar sucediendo en la guerra civil siria. Recuerden, para analizar lo que pasa políticamente en la guerra siria: tres objetivos y tres opciones.


Turquía se autoimpone una Zona de Exclusión Aérea en Siria.

Turquía suspende los vuelos de sus aviones sobre Siria en los bombardeos contra el Califato (y contra los kurdos). Una pena, tenía muchas ganas de ver cómo Rusia empezaba a derribar aviones turcos y se armaban par de buenos incidentes.

Al final a los turcos lo de derribar el avión ruso les está saliendo el tiro por la culata. 1) No han impedido que Francia y Occidente sigan escorando hacia la posición política rusa de hacer la vista gorda con Assad y concentrar los esfuerzos contra el Estado Islámico; el incidente ha demostrado que Turquía es un auténtico rogue state que lo único que quiere es manipular a la OTAN para que le de la cobertura necesaria a sus delirante sueños neootomanos. 2) No sólo Turquía parece que va a tener que renunciar a imponer una esfera de influencia en Siria vía "zonas seguras", zonas de exclusión aéreas y grupos étnicos protegidos, sino que al renunciar a seguir volando con sus aviones de combate en Siria, en la práctica es Rusia la que ha impuesto una zona de exclusión aérea a Turquía. Es decir, Turquía deja de bombardear a los kurdos mientras los rusos han empezado a bombardear masivamente a los turcomanos en Latakia-Idlib y a los yihadistas proxys de Turquía al Norte de Aleppo (incidentes y refriegas que comenzaron ayer y han pasado desapercibidos a los grandes medios de comunicación).

Pero esto no va a quedar así, con simplemente unos pasos atrás por parte de Turquía, más adelante tendrá que recibir la represalia violenta adecuada por parte de Rusia para poner en su sitio a Erdogán y dejarle claro que no es una gran potencia y que no puede hacer lo que quiera.

sábado, 21 de noviembre de 2015

Lincoln, el yihadismo y la Democracia.


Cada vez que venga un jipi a decir que no podemos endurecer las leyes para combatir a tal o cual enemigo (como el salafismo yihadista), porque ello significaría el fin de la Democracia y las libertades, que ello es lo que buscan los terroristas y que por tanto no podemos darles ese gusto, espétenles una sola palabra para derrumbar sus argumentos: LINCOLN.

Lincoln, para combatir al Sur y exportar la Democracia a los esclavistas sediciosos, impuso durante años un Estado de Excepción y Sitio en toda la Unión: reclutó soldados forzosamente, anuló el Habeas Corpus, suprimió el Posse Comitatus (como sería legislado más adelante), espiaba el correo, cerraba medios de comunicación, reformaba la Constitución corrompiendo al Congreso, anuló al Tribunal Constitucional, machacó la voluntad de las asambleas estatales (la de los Estados sediciosos) e hizo la guerra total a sus enemigos.

Lincoln impuso la Dictadura y el Estado de Sitio pero al mismo tiempo nunca suprimió la Democracia y el Pluralismo Político, algo que según la opinión de muchos politólogos actuales (como Pablo Iglesias) no es posible porque todo estado excepcional implica la muerte de la Democracia.

Pues no señores, Lincoln no acabó con las libertades y los derechos democráticos. La genialidad política sin parangón del presidente Lincoln, demuestra en la práctica que se puede tener estado excepcional y libertad. La Democracia no se debilitó con las políticas de Lincoln, fue justo al revés, la Democracia se fortaleció mediante la Excepción y la Guerra, algo que alabaron pensadores contemporáneos de él tan poco sospechosos como por ejemplo Karl Marx.

Lincoln es la guía, el ejemplo y la inspiración de los auténticos demócratas. Y los "jipillos" que hoy dicen que cualquier tipo de medida de dureza contra el salafismo y el yihadismo, implica necesariamente la muerte de la Democracia, son los que se habrían rendido y perdido la guerra después de la Primera Batalla de Bull Run.

Union Forever and God Bless America.

 

viernes, 20 de noviembre de 2015

El Califato busca el Armagedón.


La revista del Califato, como sabrán algunos, se llama Dabiq. Pero lo que no es tan conocido es el motivo de por qué se llama así esa publicación periódica.

Dabiq (en Siria) es el lugar donde va librarse, según la imaginería apocalíptica musulmana, la batalla armagedónica del fin del mundo. Por ese motivo el Califato no duda en expandirse territorialmente todo lo que pueda en Oriente Medio (además de otros lugares), contra todos los enemigos, y atacando con los atentados más grandes que pueda contra todos los que sean cruzados, laicos, ateos, chíies, etc.

En el plan del Califato, el que sigue ese ejército cada vez más grande de decenas de miles de combatientes, está en hacer todo lo que puedan (ser un Estado cada vez más grande y poderoso, atentar todo lo que puedan contra todos, etc) para provocar una gran guerra apocalíptica que termine dirimiendo el destino mundial. En esa guerra, al hacerla ellos solos contra el resto del mundo, los del Daesh la estarían perdiendo hasta que los últimos 5.000 combatientes, quedaran atrapados en un reducto en Jersulén, momento en que reaparecería Jesús de Nazaret y los guiaría, derrotando a los enemigos del Califato.

El Estado Islámico, el Califato, no son un grupo de pacíficos estudiantes del Corán que quieren que los dejen tranquilos en sus territorio de Siria e Irak mientras hablan de Dios y el Universo. No capullines míos, esta gente sencillamente quiere expandirse sin parar y cometer el mayor número de salvajadas posibles porque creen que es su destino. Quieren un Imperio nuevo que finalmente obligue al resto de países a intervenir militarmente a medida que se expande y les obliga a una guerra o a sencillamente a caer bajo el gobierno del Califa.

Este es un hecho del que se ha alertado otras veces, pero que por algún motivo no termina de llegar a la población, que hace comentarios sobre el Estado Islámico y la poca conveniencia de enfrentarse a él con argumentaciones de lo más peregrino y lo más naïv (caso de la insólita propuesta de diálogo de Manuela Carmena).

Las páginas siguientes han sido extraídas de esta estupenda monografía (de descarga gratuita) sobre el estado actual del yihadismo publicada por el Instituto Español de Estudios Estratégico (IEEE) y el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN)

Batalla apocalíptica de Dabiq:



Aspiraciones territoriales territoriales del Califato.